Skip Navigation Main Navigation

Qhapaq Ñan, El gran camino de los Andes. Del 11 de mayo al 22 de agosto de 2021, MUCIV, Roma.


Qhapaq Ñan, El gran camino de los Andes

Un viaje inédito por la historia, la antropología, la artesanía, la arqueología, el arte contemporáneo, la sabiduría ancestral, la cooperación entre los países y el turismo comunitario y sostenible.

 

Del 11 de mayo al 22 de agosto de 2021

MUCIV – Museo delle Civiltà – Palazzo delle Tradizioni Popolari

Piazza Guglielmo Marconi 14 – 00144 Roma

 

Desde el 11 de mayo la IILA – Organización internacional ítalo-latino americana – presenta en Roma una exposición interdisciplinaria sobre el Qhapaq Ñan, El gran camino de los Andes. Del pasado al presente, la muestra atraviesa historia, antropología, artesanía, arqueología, saberes ancestrales, cooperación entre países, turismo comunitario y sostenible, llegando al arte contemporáneo.

El Qhapaq Ñan es el sistema de caminos andino construido por los Incas a partir de infraestructuras pre-incaicas, cuyas ramificaciones recorren seis países de Sudamérica: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Perú, por un total de más de 30.000 kilómetros. Este Camino cruza una de las áreas geográficas más extremas del mundo, desde los 6.000 metros de las cumbres de los Andes pasando por desiertos áridos y selvas pluviales hasta alcanzar las costas.

La exposición es un viaje inédito y profundo que saca a la luz las huellas que ha dejado la cultura pre-incaica e incaica, las mismas que cruzaron el Qhapaq Ñan. Mediante esta infraestructura tan extraordinaria, los Incas garantizaban el flujo de ideas, poderes, mercancías y cosmologías en un territorio de cinco millones de km2, confiriéndole un carácter unitario a su Imperio.

La muestra ofrece la oportunidad de descubrir una selección de piezas arqueológicas del MUCIV – Museo delle Civiltà (Museo de las Civilizaciones), la colección prehistórico-etnográfica Luigi Pigorini, de los que forman parte objetos procedentes de los lugares de origen del Qhapaq Ñan y pertenecientes a distintas épocas precolombinas, seleccionadas por Donatella Saviola: objetos rituales que conformaban el ajuar funerario de las sepulturas andinas, testimonio de los constantes intercambios entre las numerosas civilizaciones, desde las pre-incaicas hasta las Incas.

Inscrito en la lista del Patrimonio Mundial del UNESCO en 2014, el Qhapaq Ñan ha sido objeto de estudio en los ámbitos más variados (de la arqueología, de la ingeniería, de la historia y de la antropología). Considerado como un poderoso medio de comunicación entre los pueblos, todavía hoy sigue cumpliendo – tal y como ha venido haciendo durante siglos – su función de conector entre comunidades y vehículo de intercambios económicos y culturales, exactamente como las grandes vías consulares del Imperio Romano.

«Es importante destacar este increíble modelo de integración, ponerlo de relieve y proponerlo en clave moderna, por ejemplo, construyendo las infraestructuras viarias necesarias para facilitar la conexión entre los países de la Región. Lo hicieron los Incas, podemos y debemos hacerlo también nosotros, en un momento en que la agregación es fundamental para hacer frente a los retos globales» ha apuntado la Secretaria General de la IILA Antonella Cavallari.

La exposición en el MUCIV – Museo delle Civiltà, ha sido comisariada por Rosa Jijón, curadora independiente y ex Secretaria Cultural IILA, en colaboración con Nuria Sanz, coordinadora del Proyecto de Candidatura del Camino a Patrimonio Mundial del Centro de Patrimonio Mundial, UNESCO – París, José de Nordenflycht, historiador y crítico de arte y Donatella Saviola, americanista del Museo delle CiviltàMuseo Preistorico ed Etnografico Luigi Pigorini.

Según destaca Rosa Jijón: «La cooperación entre los pueblos es un legado del Qhapaq Ñan, la comunicación, el intercambio y la colaboración que favoreció este sistema de caminos tiene que ser un ejemplo para el mundo que nos espera. Tenemos que lidiar con la incertidumbre, el miedo y las restricciones. Este planeta frágil necesita nuestra atención y una cohesión permanente para no destruirlo y para no destruirnos».

LA EXPOSICIÓN

La exposición es un proyecto colegiado, cuyas voces se presentan de forma complementaria, enriqueciéndose y generando un discurso plural, como el que hubo que elaborar para que pudiera optar a ser Patrimonio Mundial UNESCO. El trabajo colectivo realizado por las seis Secretarías Técnicas del Qhapaq Ñan, por la UNESCO y por los protagonistas del Camino – que son a la vez embajadores y custodios de la gran red viaria – queda muy patente en el sector países.

«Ahora más que nunca – afirma Sanz, – hay que tener presente las buenas prácticas de colaboración internacional en lo relativo al patrimonio cultural. En un momento de pandemia universal como el que estamos viviendo, es fundamental reavivar el espíritu de colaboración que trasciende las fronteras político-administrativas de la soberanía nacional. Proyectos como éste refuerzan la confianza hacia formas de multilateralismo, que está cargado de ejemplos concretos de solidaridad, necesaria para construir, ya no solo una historia compartida, sino un desarrollo social y cultural futuro».

El Qhapaq Ñan es sin duda una de las grandes empresas humanas de la antigüedad y hoy sigue tejiendo lazos entre modalidades ancestrales y contemporáneas de cómo se piensa y cómo se experimenta el mundo andino. Como prueba de que el Qhapaq Ñan es un patrimonio vivo, que combina pasado, presente y riqueza simbólica, el arte contemporáneo juega un papel narrador de la sabiduría ancestral, demostrando que esta, junto con la cosmovisión, ha inspirado obras de artistas contemporáneos.

José de Nordenflycht, curador del sector contemporáneo, uno de los principales expertos en este patrimonio relacionado con la producción contemporánea, ha invitado a seis artistas visuales: Gracia Cutuli (Argentina), Joaquín Sánchez (Bolivia), Cecilia Vicuña (Chile), Gabriel Vanegas (Colombia), Estefanía Peñafiel Loaiza (Ecuador) y Mariano León (Perú), asignándoles la labor de proponer diferentes formas de recorrer los tramos de este camino cultural, para que, a través de los sentidos, el visitante pueda experimentar una vivencia que complete la información científica, basada en los registros visibles arqueológicos, antropológicos e históricos. Tal y como sostiene José de Nordenflycht en el texto “Representar, Interpretar y Activar el Camino Principal Andino”: «Si el acto físico de andar conlleva una transformación del lugar y de sus significados, su deriva imaginaria está configurada por el visitante, para que el propio hecho de haber visitado la exposición le invite por un instante a sentirse compañero de viaje de numerosos hombres y mujeres de los Andes. No hay duda de que esta exposición no es una simple operación de almacenamiento de información y de contenidos sobre un lejano camino de los Andes. Los seis artistas han trabajado en el concepto de “huella”. Sus obras nacen de la exigencia de dejar una huella, lo mismo que la ruina es un rastro terminal, no para borrar u olvidar sino para disfrutar de estos lugares, para recordar siempre que las ruinas no son simples escombros».

Hay un elemento enriquecedor de este repaso por la cultura y los pueblos del Qhapaq Ñan, y es la obra del fotógrafo documentalista chileno Claudio Pérez, “Qhapaq Ñan ATACAMA”, un trabajo antropológico y geográfico que nace de la observación de la resistencia cultural de estos territorios para mostrar, de forma multidisciplinaria, un tramo actual del Camino Inca.

«2020 ha sido un año increíblemente difícil e incierto – concluye Rosa Jijón – y no hace falta subrayar los efectos que la pandemia COVID-19 ha tenido en la actividad cultural y en las vidas de quienes trabajan en la cultura. La exposición, que debía haberse inaugurado en mayo de 2020, abre sus puertas muchos meses después, con algunos cambios y sin la presencia de los artistas, curadores y técnicos de Sudamérica. Hemos querido llevar adelante el proyecto, a pesar de las dificultades y de los retos a los que nos enfrentamos, porque creemos que hacer cultura es una forma de comunicar y valorar nuestro patrimonio. Estamos convencidos de que éste es el momento adecuado para ofrecer a la ciudad una oportunidad de acercarse a Sudamérica a través de las obras y del conocimiento; lo hacemos realzando su valor en los espacios del MUCIV – Museo delle Civiltà, en diálogo con las piezas arqueológicas del Museo Preistorico Etnografico Luigi Pigorini. Todo esto nace de la necesidad de fortalecer las relaciones entre las instituciones culturales de Roma e Italia con la IILA».

Después del cierre de los museos por la crisis sanitaria del Covid-19, la exposición se inaugurará marcando el comienzo del mandato del nuevo Secretario Cultural IILA Jaime Nualart.

LOS SOCIOS

Para realizar este proyecto la IILA cuenta con la colaboración de los seis países que recorre el Camino, a través de las respectivas Embajadas y de las Secretarías Técnicas del Qhapaq Ñan; del MUCIV – Museo delle Civiltà, que alberga la exposición y presenta una selección de su patrimonio arqueológico procedente de los lugares del Qhapaq Ñan; de AICD – Agencia Italiana para la Cooperación al Desarrollo, que trabaja en los territorios del Camino para el Desarrollo del turismo comunitario, así como para la salvaguarda, la puesta en valor y la documentación del patrimonio material e inmaterial y a través del proyecto “Desarrollo de las capacidades locales para el fomento del turismo cultural comunitario integrando el Qhapaq Ñan en Bolivia, Ecuador y Perú”, una iniciativa llevada a cabo por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo – UNDP y financiada por la propia AICD; de CIDAP – Centro Interamericano de Artesanías y Artes Populares, que demuestra que la artesanía contemporánea es una herencia viva de la cultura latinoamericana; de ICCROM – International Centre for the Study of the Preservation and Restoration of Cultural Property, que, gracias a las imágenes de Alva Balderrama, nos restituye el encanto del Qhapaq Ñan de los años 70-80; de los promotores y realizadores del proyecto INCAmmino, para el desarrollo económico de las comunidades rurales; del CNR – Consejo Nacional de Investigaciones, que con la exposición “Machu Pichu más allá de lo visible”, en colaboración con la Universidad de Varsovia, ilustra la aplicación de la tecnología más avanzada en ámbito geofísico a la arqueología.


APOYA el Qhapaq Ñan, El gran camino de los Andes

DGCD – MAECI (Dirección General para la Cooperación al Desarrollo – Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional), CAF – Banco de Desarrollo de América Latina, Terna

PATROCINA

MAECI – Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional; MIBACT – Ministerio de bienes y actividades culturales y turismo; Comisión Nacional Italiana para la UNESCO; ICOMOS – International Council on Monuments and Sites – Consiglio Nazionale Italiano dei Monumenti e dei Siti; ICCROM – International Centre for the Study of the Preservation and Restoration of Cultural Property; RAI – Radiotelevisione Italiana; Associazione Italiana Turismo Responsabile; Touring Club Italiano.

MEDIOS DE COMUNICACIÓN SOCIOS

RAI Cultura – Artribune – Universes in Universe

SPONSOR TÉCNICO

Arte Cargo – Centro Sperimentale di Fotografia Adams

 

Encargado de Prensa del proyecto “Qhapaq Ñan, El gran camino de los Andes”

UC STUDIO: press@ucstudio.it

Chiara Ciucci Giuliani  chiara@ucstudio.it  móvil + (39) 3929173661

Roberta Pucci: roberta@ucstudio.it  móvil + (39) 3408174090

 

Para más información:

Secretaría Cultural IILA | Tel. (39) 06 68492. 225/246 | www.iila.org | s.culturale@iila.org

Síguenos en Facebook https://www.facebook.com/QhapaqNanRoma

INFO

El horario y la modalidad de acceso podrían sufrir cambios debidos a la evolución del cuadro sanitario y a las nuevas normas para la prevención del contagio COVID-19.

En cumplimiento de los protocolos de seguridad anti-contagio recogidos en el art. 1, nº 7, letra d) del DPCM de 11 de marzo de 2020 y sus modificaciones y adiciones posteriores, los visitantes estarán obligados a llevar mascarilla hasta que terminen la visita;  a controlar la temperatura con termo-escáner antes de entrar; a mantener una distancia mínima de 1,5 metros; a entrar por turnos en un número limitado de visitantes; a facilitar sus datos personales en caso de que fuera necesario su rastreo.

Horarios

De martes a viernes, 8:00 – 19:00

18.30 hrs. último turno de entrada

Domingos 8-19 sólo con reserva al número 0654952226 o 227 activo de lunes a sábado de 9:00 a 17:00. Para grupos organizados es necesario reservar.

La venta de entradas se efectúa en la taquilla del Museo (Piazza Guglielmo Marconi, 14 – Roma).

El servicio de reserva y preventa en línea, gestionado por el Ministerio, permanecerá activo en la siguiente dirección:  https://biglietti.beniculturali.it.

En el museo habrá una zona reservada para controlar la temperatura corporal y para desinfectarse las manos. Es obligatorio el uso de la mascarilla.

Por motivos de organización, la entrada al museo se efectuará temporalmente en Piazza Marconi, 10 (Primer piso).

Entradas

Entrada única

10,00 €, precio entero

2,00 €, precio reducido para ciudadanos de la Unión Europea de edad comprendida entre los 18 y los 25 años

Gratis para ciudadanos con menos de 18 años, para los abonados del museo y para los derecho habientes

Abono del Museo delle Civiltà: 22,00 €

https://museocivilta.beniculturali.it/